Find a Physician
select

Related Links

Library Multimedia Healthy Living Health Centers Your Family En Español Interactive Tools
A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to adult spanish conditions

Queratosis actínica (una enfermedad precancerosa)

¿Qué es la queratosis actínica?

La queratosis actínica, también conocida como queratosis solar, es una protuberancia escamosa o dura que se eleva sobre la superficie de la piel. La base puede ser clara u oscura, bronceada, rosa, roja, una combinación de estas, o del mismo color de la piel. La escama o costra puede ser callosa, seca y rugosa, y a menudo se reconoce con el tacto y no con la vista. Ocasionalmente, pica o produce una sensación de pinchazo o sensibilidad.

La queratosis actínica puede ser el primer paso en el desarrollo del cáncer de piel de células escamosas y, por lo tanto, se considera una enfermedad cutánea precancerosa. La presencia de queratosis actínica indica que ha ocurrido un daño por el sol y que puede desarrollarse cáncer de piel.

¿Cómo se desarrolla la queratosis actínica?

La queratosis actínica se desarrolla lentamente y es más frecuente que aparezca en la cara, las orejas, el cuero cabelludo, el dorso de las manos y antebrazos, y los labios. Suele ser plano contra la piel de la cabeza y el cuello, pero parece elevarse en los brazos y las manos. A menudo, las personas tienen más de una lesión por queratosis actínica. La queratosis actínica que se desarrolla en los labios se llama queilitis actínica.

Las lesiones generalmente no representan un riesgo para la vida, ya que se detectan y se tratan en las etapas tempranas. Sin embargo, si no se hace, pueden convertirse en carcinomas de células escamosas.

¿Qué causa la queratosis actínica?

La exposición al sol causa casi todas las queratosis actínicas. El daño solar a la piel se acumula con el tiempo, por lo que incluso una exposición breve suma al total de la exposición de toda la vida. Algunos grupos de personas tienen más riesgos que otros, entre ellos:

  • Personas que tienen piel clara, son rubias o de cabello colorado, con ojos azules, verdes o grises, tienen el mayor riesgo, pero las personas de piel más oscura pueden desarrollar queratosis si se exponen al sol sin protección.

  • Los afroamericanos rara vez tienen estas lesiones.

  • Las personas inmunosuprimidas como resultado de la quimioterapia, síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) o trasplante de órganos también tienen un riesgo alto.

  • Las personas con algunas enfermedades raras que hacen que la piel sea muy sensible a los rayos UV del sol, como el albinismo y la xerodermia pigmentosa (XP), tienen un riesgo muy alto.

Millones de estadounidenses tienen queratosis actínica. Las personas mayores tienen más probabilidades que las personas jóvenes de desarrollar queratosis actínica, porque la exposición acumulativa al sol aumenta con la edad.

Tratamiento para la queratosis actínica

El tratamiento específico para la queratosis actínica lo determinará el médico según:

  • Su edad, salud general y antecedentes clínicos

  • La extensión y la ubicación de la enfermedad

  • Su tolerancia a medicamentos, procedimientos o tratamientos específicos

  • Expectativas de evolución de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El tratamiento de la queratosis actínica puede incluir la crioterapia (congelamiento de la lesión), quimioterapia tópica (medicamentos anticancerosos que se aplican a la piel), cirugía menor u otros tratamientos. Casi todas las queratosis actínicas pueden tratarse con éxito, aunque en algunos casos raros pueden volver a aparecer. El examen continuo de la piel después del tratamiento es importante, ya que las personas que han tenido estas lesiones suelen desarrollarlas nuevamente.

© 2014 Covenant Health
100 Fort Sanders West Blvd.
Knoxville, TN 37922
(865) 374-1000