A-A+ Home | Print | Email | Add This | Adjust text size

Back to adult spanish conditions

Helicobacter Pylori

Dibujo de la anatomía del sistema digestivo de un adulto
Click Image to Enlarge

¿Qué es el Helicobacter pylori (H. pylori)?

El H. pylori es una bacteria en forma de espiral que se encuentra en el estómago, la cual (acompañada de la secreción ácida) daña el tejido abdominal y duodenal, causando inflamación y úlceras pépticas. Aproximadamente 30 a 40 por ciento de la población de Estados Unidos se cree que tienen H. pylori, pero afortunadamente, la mayoría de las personas no desarrollan ulceras. Aun así, según el Instituto Nacional de Diabetes Y Enfermedades Digestivas y Renales, H. pylori es la causa principal de las úlceras entre quienes las desarrollan. 

¿Cómo causa el daño el H. pylori?

Se cree que la forma y las características del H. pylori causan el daño que produce la formación de úlceras.

Debido a su forma y a cómo se mueven, las bacterias pueden penetrar el revestimiento mucoso protector del estómago donde producen la enzima ureasa, la cual genera sustancias que neutralizan los ácidos del estómago. Estos debilita la mucosidad protectora del estómago, hace que las células del estómago sean más suceptibles a los efectos dañinos del ácido y la pepsina, y forman llagas o úlceras en el estómago o en el duodeno (primera porción del intestino delgado).

Las bacterias también pueden adherirse a las células del estómago, debilitando más los mecanismos de defensa del estómago y produciendo una inflamación local. Por razones que no se comprenden completamente, el H. pylori también puede estimular el estómago para que produzca más ácido.

¿Cuáles son los síntomas de las úlceras relacionadas con el H. pylori?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las úlceras. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente.

Rápidamente después de infectarse con H. pylori, la mayoría de las personas desarrolla gastritis, una inflamación del revestimiento del estómago. Sin embargo, la mayoría de las personas nunca tienen síntomas o problemas relacionados con la infección. Cuando los síntomas están presentes, pueden incluir:

  • Malestar abdominal, el cual puede:

    • Ser un dolor sordo y royendo.

    • Ocurrir dos o tres horas después de las comidas.

    • Aparecer y desaparecer por varios días o semanas.

    • Ocurrir por la noche cuando el estómago está vacío.

    • Aliviarse con las comidas o  tomando medicamento para los ácidos.

  • Pérdida de peso.

  • Pérdida del apetito.

  • Pesadez de estómago.

  • Eructos.

  • Náuseas.

  • Vómitos.

Los síntomas de las úlceras pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Qué causa una infección por H. pylori?

Los investigadores todavía no saben qué causa que ciertas personas desarrollen síntomas o úlceras relacionados con el H. pylori. Se cree que H. pylori se transmite de forma oral de persona a persona a través del contacto cercano (besando) o por contacto fecal-oral. La mayoría de las personas están expuestas a la H. pylori en la infancia.   

¿Cómo se diagnostica el H. pylori?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para el diagnóstico del H. pylori pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre para identificar anticuerpos que indican la presencia de la bacteria.

  • Cultivo de heces.  Busca indicios de la presencia de bacterias anormales en el tracto digestivo que pueden causar diarrea y otros problemas. Se recolecta una pequeña cantidad de heces y se envía al laboratorio por medio del consultorio del médico. En dos o tres días el examen muestra si están presentes bacterias anormales.

  • Exámenes del aliento para determinar si el carbón está presente después de beber una solución que descompone la urea. La presencia de carbono indica la liberación de la ureasa de H. pylori. 

  • Esofagogastroduodenoscopia (también llamada EGD o endoscopia superior).  Procedimiento que le permite al médico examinar el interior del esófago, del estómago y del duodeno. Un tubo con luz, delgado y flexible, llamado endoscopio, se pasa por la boca y la garganta, y luego por el esófago, el estómago y el duodeno. El endoscopio le permite al médico ver el interior de este área del cuerpo, así como introducir instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras de tejido y realizar una biopsia (si es necesario). El tejido extirpado se utiliza para detectar la presencia de la enzima ureasa y examina la bacteria que está presente.

Tratamiento de las úlceras causadas por el H. pylori

El tratamiento específico de las úlceras causadas por el H. pylori será determinado por su médico basándose en:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos (para eliminar la bacteria).

  • Medicamentos (para suprimir la producción de ácido), incluyendo los siguientes:

    • Bloqueadores H2 (para reducir la cantidad de ácido en el estómago por bloqueo de la histamina, un poderoso estimulante de la secreción ácida).

    • Inhibidores de la bomba de protones (para bloquear por completo la producción de la secreción de ácidos del estómago, deteniendo el bombeo de ácidos estomacales, el paso final de la secreción de ácidos).

    • Protectores del revestimiento gástrico (estos se utiliza para proteger el revestimiento del estómago del ácido y ayudar a matar las bacterias). 

© 2014 Covenant Health
100 Fort Sanders West Blvd.
Knoxville, TN 37922
(865) 374-1000